Lo que dicen las personas que ya han trabajando conmigo

Incluyo aquí algunos testimonios de las personas que han trabajado conmigo.

Mi profundo agradecimiento por haber confiado en mi y gracias por las palabras que me dedican.


Agradezco la oportunidad. Hacia mucho tiempo que requería manejar una situación como la experimenté hace unos días. Tu apoyo me brindó la oportunidad de abrirme a un panorama de las cosas que yo misma estaba creando, situaciones en las cuales no era consciente de que estaba repitiendo patrones de conducta, que las venía arrastrando y que aún no han sanado del todo. Me di cuenta que mi reacción ante el rechazo del otro surgía por querer y esperar una respuesta favorable de la otra persona y que yo le daba el poder de hacerme sentir mal.

De cierto modo, muchas de las reacciones que tenemos en situaciones ya sea personal o laboral son por los demonios que aun no hemos aquietado. Nos dejamos llevar por nuestro estado de ánimo reaccionando agresivamente lastimando a otras personas.

Me siento mucho más tranquila, en paz conmigo misma ya que hice "el trabajo" a fondo. Me bastó solo una sesión para percatarme de que no estaba bien el haber actuado como lo hice y me di cuenta que al hacerlo me hacía daño a mi misma.

Ahora soy consciente de que no quiero eso nunca más en mis relaciones, con mi pareja, laborales, con amigos e incluso con mi familia por que no me corresponde velar el sueño de nadie más que el mio y continuar con mi proceso de sanación para generar a mi alrededor únicamente cosas positivas.

¡Muchas gracias!

- Stefany, Ciudad de México


Me sentía muy abrumada porque todo era complicado para mi. Estaba bajo el agua. Desesperaba porque por más que quería mantenerme positiva, no lo conseguía. Mi creencia se confirmaba cada dia: todo es complicado para mi.

En la hora que trabajé contigo pasé de estar con mucha angustia, con una "bola en el estómago" a poder liberar mediante las lagrimas toda esa tensión. Pasé de un "todo es complicado" a un "algunas cosas son complicadas" y de allí a sentirme más serena y a aceptar que las cosas serían como yo las viera.

Hoy me siento más serena. Las emociones ya no me tienen controlada, sumergida. Veo la vida con mas luz, como es. Con días fáciles y con dias dificiles. Pero los dias dificiles ya no son catastróficos, y una vez que pasan no me aferro a ellos.

Mis dias son mas ligeros. Me siento de mejor humor. Capaz de enfrentarme a lo que venga, con la seguridad que podré resolver lo que llegue, tomando un día a la vez.

Fuiste la boya que necesitaba para salir del fondo donde me sentía. Tus palabras siempre me dieron seguridad y me hicieron sentirme entendida. Y tu vision de las cosas se fue haciendo cada vez más verdadera para mi también a medida que salia de ese estado de influencia de mis emociones. ¡Gracias por la gran aportación que me diste!

- Marcela, Francia


Me sentía con estrés y angustia en el campo de los estudios. Me sentía triste y angustiada, sobrepasada por situaciones personales. No me podía quitar la preocupación de mi cabeza. Al trabajar contigo cambió el modo de pensar y plantear las cosas. Sentí un cambio de óptica para ver el reto que tenía ante mi donde antes había solo un problema. Pasé a sentirme tranquila, relajada y motivada.

Ahora me siento con ganas  de seguir creciendo y aprendiendo. Me siento muy dispuesta a afrontar nuevos retos con una mente y un corazón serenos.

Noto que en mi día a día ahora llevo la sonrisa en mi rostro, la energía positiva que transmito a los demás se siente, llevo mis objetivos  a término en corto tiempo y sobre todo noto cómo me trato ahora a mi misma de una forma compasiva y amorosa.

¡Gracias por todo!

- Laia, Andorra


Sentía miedo y postergaba tomar acción. Cuando lo hacía me ponía muy tensa. Después de trabajar contigo me sentí mucho mejor y más aliviada y ahora estoy mejor pero tengo que trabajar un poco más en mi. En mi día a día me siento ahora con mayor seguridad y confianza en mí misma.

- Lucrezia, Australia


Sentía desesperación porque otras personas no me ayudan en la forma que yo quiero. Estaba desesperada, enojada, molesta y frustrada. Al trabajar las sesiones las emociones como se expresaban cambiaron por aceptación, tranquilidad y alegría. Pasé a sentirme positiva, feliz, en comprensión y con apertura. Ahora escucho con más atención y compasión, no me desespero, y las actividades fluyen más y más rápido.

Trabajar con Arezky es una aventura, dejarme llevar por él ha sido fascinante y enriquecedor. Es un maestro muy paciente, y una guía certera.
Agradezco mucho el tiempo que me ha dedicado.

- Claudia, México


Tenía dificultad para desligarme emocionalmente de alguien. Me sentía triste. Al trabajar con Arezky pude cambiar me visión respecto a cómo estaba considerando algunos hechos muy concretos. Ahora me siento con más claridad y más segura de cómo conducirme conmigo misma y con otra persona. Me siento más tranquila, menos triste y creo ser más asertiva al comunicarme con la otra persona.

Creo que The Work es una herramienta útil, si se tiene un buen acompañamiento y creo que Arezky sabe acompañar muy bien. Pero también se requiere de constancia y un ejercicio muy profundo de reflexión y de autoconciencia.

- María Eugenia, México


No sabía como tomar la decisión de entrar a cirugía láser después de unos meses de tener una infección viral en los ojos.

Me sentía con miedo a que el láser reactivara el virus en mis ojos y el periodo de recuperación fuera doloroso o que la infección alterara la efectividad de la cirugía.

En el proceso de facilitación recuperé la confianza en mi cuerpo y en la vida en presente, la infección ya había pasado meses atrás y la cirugía era mi presente en aquel momento.

Ahora estoy muy contenta y agradecida, la operación se realizó con éxito, mis ojos se recuperaron muy bien y la infección sigue siendo historia del pasado.

Ahora cada vez que siento miedo por algo que podría pasar, recuerdo que la vida es el presente, por lo tanto lo disfruto, confío en la vida y agradezco lo que tengo y vivo hoy.

El hablar contigo (Arezky) me dio confianza y seguridad en que sabes lo que haces, percibí que te conectaste bien con mis asuntos y eso me permitió abrirme para ver en mí la mejor respuesta a mis dudas y enfocar mi decisión con confianza y amor a mi misma. También, la conclusión de esa sesión me ha ayudado a tomar otras decisiones. ¡Gracias!

- Silvia,  México


Me sentía muy triste, decepcionada  y deprimida. Después de la sesión pude soltar!, experimentar paz. Ahora me siento tranquila, con aceptación y estoy en armonía.

¡Gracias Arezky! ¡Te quiero mucho!

- Alana, México

 

flechas indicativas hacia abajo