(CDLP11) El Problema de la Ignorancia o Falso Auto-Reconocimiento.

 

La mayoría de las personas confunden aquello que en esencia son, con el contenido de su experiencia.

Es decir, confunden su esencia con aquello que son conscientes de: pensamientos, emociones, sensaciones corporales.

En vez de comprender que son el observador de sus pensamientos, emociones y percepciones, creen que son sus pensamientos, emociones y percepciones.

Este es el problema de la ignoracia y el origen del sufrimiento.

En este episodio del podcast conversamos sobre el Problema de la Ignorancia o falso auto-reconocimiento.

Este contenido constituye un fragmento de charla impartida en Sukhavati Yoga el 5 de Julio del 2021.

 

Lo que vas a conocer en este episodio:

  • Breve Introducción sobre Arezky Hernández.
  • La dificultad de escoger dónde comenzar a recorrer el Camino de la Espiritualidad.
  • La invitación a comenzar con una mente abierta y un corazón abierto.
  • Qué es la Experiencia Directa y su importancia.
  • La historia del León Confundido.
  • El Problema de la Ignorancia o el No Auto-Reconocimiento.
  • La constante búsqueda de la Felicidad en objetos, relaciones, sustancias, actividades y estados mentales alterados y el sufrimiento.
  • El condicionamiento mental (creencias) hecha raíces en el cuerpo dando lugar a contracciones y sensaciones corporales que apoyan las creencias.
  • La diferencia entre decir y mostrar. Decir no basta, se necesita mostrar el camino.
  • La utilidad del espejo en el camino del auto-conocimiento.
  • La presencia de los hábitos inconscientes que limitan nuestro auto-descubrimiento.
  • La diferencia entre Iluminación y Auto-Reconocimiento.
  • La importancia de la práctica constante para romper la inercia de los hábitos dañinos del cuerpo.
  • Los ingredientes de la práctica de la Yoga-Meditación: el Alto Razonamiento y la Medita-Reflexión.

 

Sigue el podcast Conversaciones de Luz en Soundwise

About the Author
Doctorado en física teórica, mentor de meditación, guía personal, explorador de la consciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *